LA ABEJA MAYA

Nurieta González Sebastiá

Ángeles Martín González
angeles@escuelagestalt.es

La historia se centra en las aventuras de Maya, una joven abeja inquieta, aventurera y preguntona, así como de la forma que tiene de desenvolverse en un entorno plagado de todo tipo de insectos y demás bichos. Maya es enviada por la abeja reina a buscar polen para su colmena. Esa tarea la realiza junto a su inseparable amigo Willi el zángano.

Una alumna ha escrito el cuento y dice:

Alumna: En un país multicolor había una abeja que soy yo y me llamo Maya. Tengo el pelo rubio y el sol resalta mis rizos dorados. Tengo muchos amigos y yo amenizo cantando y sonriendo.
Ahí dejé de escribir, me agobié. Este cuento ya lo he vivido y no estoy ahora para eso. Reconozco el rollo happy. ¡Qué pesado es! Es infantil, no es real. Ahora soy más pesimista, ahora hay más dolor y llanto.

Terapeuta: La depresión, dentro de lo terrible que puede llegar a ser, es saludable si uno puede tomar conciencia de su significado. El maníaco se escapa continuamente y el depresivo tiene más facilidad para tomar conciencia.

Alumna: Sigo enfadada, ahora siento más tristeza. Me gusta el multicolor, las flores, pero no quiero recuperar la parte repelente. La recuperaré, pero no de la misma manera.
Terapeuta: ¿Has podido compartir en el grupo?

Alumna: El martes fue mi último día de trabajo. Al principio estuve bien pero ahora lo echo de menos. También tengo la ilusión de montar algo propio. Estoy recuperando mi imaginación, también empiezo a pedir ayuda. Pienso que es seguro que en verano voy a estar bien, todo bien.

Terapeuta: La está la Abeja Maya, de nuevo.

Alumna: Sí, es verdad, pero luego me digo: ¡baja!

Terapeuta: Sí, parece que es bueno poner La Abeja un poco más abajo. Es una nueva etapa.

Hacemos notar que frases que surgen en el trabajo pueden llegar a convertirse en metáforas muy útiles y que pueden ser evocadas toda la vida. Por ejemplo, esta alumna podrá decirse muchas veces: Ya estoy en “la abeja”, cada vez que se le dispara la fantasía a un mundo de ilusiones, cuando se aleja de las frustraciones de la vida real y no las afronta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario