SONRISAS Y LÁGRIMAS

Nurieta González Sebastiá

Ángeles Martín González
angeles@escuelagestalt.es

La película tiene la siguiente trama:
Pocos meses antes de que Austria se uniera la Alemania de Hitler, en la ciudad de Salzburgo, una novicia llamada María (Julie Andrews) es enviada a casa de un viudo capitán de la antigua Marina Imperial austriaca llamado Georg von Trapp (Christopher Plummer) para que trabaje como institutriz de sus siete hijos. Allí, la joven entablará amistad con los niños y se enamorará del capitán, que está a punto de casarse con la baronesa Schroeder (Eleanor Parker)[]
La familia von Trapp existió en la vida real y la película está basada en sus aventuras. En la película, la acción transcurre en 1938, pero en la vida real, Maria se casó con el capitán en 1927 y vivió hasta 1938 con su marido y los niños en Salzburgo. Maria llegó a la familia en 1926 como gobernante de su tocaya Maria, enferma de escarlatina. Los hijos del Capitán von Trapp eran realmente siete (nacieron otros tres después, hijos de María Augusta). No huyeron a través de las montañas hacia Suiza (lo cual desde Salzburgo es imposible y sólo los hubiera acercado a Hitler en Obersalzberg) sino que María planeó una gira a América, y así fueron cómodamente en tren a Italia. De Italia siguieron a Londres y de ahí finalmente lograron emigrar a los Estados Unidos. Allí siguieron cantando durante años, pero dejaron de cantar cuando el grupo empezaba a tener miembros de fuera de la familia.[]

Esta película es el cuento escogido por Marta que dice:
“Yo quería ser monja, pero no terminaba de encajar en el convento. Por esa razón me envían a una casa con siete hijos de un hombre viudo, para cuidarlos. Este padre controla a sus hijos con el miedo. Él tiene una pareja y esa pareja no quiere a los niños. Yo siento que me enamoro de él y me voy. Él se da cuenta de que lo que quiere no funciona con su pareja y la “piva” se marcha. En el convento me animan a que vuelva a la casa para enfrentarme con los problemas. Vuelvo y él me expresa su amor. Hay una guerra y huimos a través de las montañas (Marta empieza a llorar). Me jode que acaben huyendo porque no tiene un final. No cierra.”
“Eso es mi vida, como que no acabo las cosas. Ahora estoy aterrada de volver a repetir lo mismo y estamparme. Quiero saber lo que pasa”
Marta ha comentado que su pareja está a punto de tener el juicio de separación de su anterior pareja y eso le genera mucha tensión. Le decimos que también podría estar contenta con la resolución del anterior matrimonio de él y, sin embargo, como en el guion de la película escogida, tiene tentaciones de “volver al convento”.
En este caso, en lugar de proponer para ella un personaje de la película para el trabajo del día siguiente con lo que hemos llamado el “personaje polar”, le proponemos entre el grupo y nosotras que haga un personaje frívolo y se caracterice como tal. Escoge un personaje de la prensa del corazón. Es el contrario a la monja.
Es un ejemplo más de cómo el cuento (en este caso la película) elegido lo es en función de un conflicto actual que, además, suele tener mucho que ver con conflictos nucleares de la persona. En el caso de Marta, ella se retiraba cuando percibía que por su causa alguien tenía que hacer un esfuerzo, elegir. Marta cuidaba mucho a su pareja, se hacía cargo excesivamente de las preocupaciones de él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario